Playas de Lanzarote, para todos los gustos

Comentario

España Europa Paraísos Naturales
default-placeholder

Lanzarote puede presumir de tener playas para todos los gustos: playas llenas de vida con chiringuitos, hoteles, tiendas, etc. alrededor de ellas, y playas salvajes llenas de vida natural.

Las playas de Puerto del Carmen, Arrecife o Costa Teguise son ejemplos de las primeras, son playas de arena fina con multitud de servicios como pueden ser baños, duchas, fuentes, etc. Del mismo modo, están integradas en centros urbanos, donde encontraremos los típicos chiringuitos de verano, bares, restaurantes… y normalmente mucha gente, sobre todo en temporada alta.

Las principales playas de Costa Teguise son la Playa de los Charcos y la de Las Cucharas. La playa de los Charcos es pequeñita pero muy apropiada para los niños, ya que es bastante cerrada al mar. La Playa de las Cucharas, al igual que la anterior, de arena fina y blanca, es una de las playas favoritas de los windsurfistas, en la que nos podemos iniciar en este deporte ya que alrededor de la playa hay varias escuelas de windsurf. En esta última playa hay servicio de hamacas y sombrillas a disposición de los turistas.

En Puerto del Carmen encontramos playas grandes y al igual que en Costa Teguise, de arena blanca y fina. Las playas más extensas de Puerto del Carmen son Playa Grande, Los Pocillos y Matagorda. Al igual que en Costa Teguise, hay servicio de hamacas y sombrillas e incluso de pedalós. A lo largo del Paseo de la Playa podremos encontrar restaurantes, zonas de ocio, tiendas, etc.

Por otro lado, La playa del Reducto es la principal de Arrecife, la capital de Lanzarote. Presume de bandera azul, y es una playa tranquila, de arena fina y dorada.

Playa del Papagayo + Más fotosAutor de la fotografía: bigdani

Una de las playas más bonitas y salvajes de Lanzarote es la Playa del Papagayo, espacio natural del sur de la isla. La playa del Papagayo es totalmente salvaje, y no dispone más que de unos chiringuitos que se adaptan perfectamente al paisaje. Desde la Playa se ve la isla de Fuerteventura y nos recuerda mucho a una playa caribeña, con arena blanca y agua trasparente. El único defecto que le veo a la playa es que va demasiada gente teniendo en cuenta que no es una playa grande. Al ser espacio natural, para acceder a la playa en coche hay que pagar 3€.

Las playas de Orzola también merecen una visita, son totalmente salvajes y muy adecuadas para los niños pequeños. Justo unos metros antes de llegar a Orzola (desde el sur), nos encontraremos un caminito a nuestra derecha que llega a una playa, que en mi opinión, es de visita obligada. Es un caletón, que al estar casi totalmente cerrado al mar, es muy seguro para el baño de los más pequeños y además no nos cubrirá más que por la cintura, en marea alta quizás algo más.

Por último, tengo que mencionar la extensa playa de Famara en el norte, es una playa larguísima donde los surfistas encontrarán su paraíso en la isla.

Si te ha gustado, ¡suscríbete!

[mc4wp_form id="482"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *